Basilio Carrión, alcalde de Casariche, ha solicitado a la Junta de Andalucía que se estudie el autoconfinamiento de la localidad, tras detectarse un brote descontrolado de coronavirus que afecta a cerca de medio centenar de vecinos. El municipio cuenta actualmente con 43 casos positivos.

Carrión pide a la Junta “las medidas preventivas que restrinjan la movilidad de la población de Casariche, en los términos necesarios y que el Comité Territorial de Alerta de Salud de Alto Impacto considere en base al riesgo de salud pública existente”.

Además, requiere que se provea al centro de salud de PCR para ayudar a una detección más rápida “de portadores asintomáticos, agilizar el rastreo y mejorar el control”, debido a la situación actual en la que se encuentra el municipio. Por otro lado, solicita también “si fuese posible reforzar temporalmente con personal para actuar en este momento puntual de mayor intensidad diagnóstica y de control”.

El regidor ha recordado que se envió un escrito a la delegada de Salud de la Junta “que es la responsable y competente en materia de restricciones de movilidad y supresión de Educación” explicando la situación. “Le he trasladado la cantidad de positivos que provienen de la sanidad privada, y que a día de hoy parece no estar coordinados”, detalla.

Por otro lado, ha pedido “la suspensión temporal de la actividad docente presencial en Casariche, como mínimo durante el mes de septiembre”, la cual prefiere realizar de manera telemática y en función a la evolución de la situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here