La pasada semana desde la Junta anunciaban que pondrían en marcha un plan para combatir al mosquito causante de este virus del Nilo, que mantiene 21 casos confirmados.

El Gobierno andaluz comenzó el sábado el traslado de los equipos humanos y técnicos, Fase II del Plan de Actuación de Control de los mosquitos portadores del virus. El lunes se se comenzó con el diagnóstico, tratamiento y fumigación de Coria del Río y La Puebla del Río, actualmente las localidades más afectadas. A partir de mañana se empezará con la fumigación en pantanos y arrozales.

La Junta informaba ayer a través de un comunicado, que se ampliará el perímetro de actuación más allá de los núcleos urbanos, se intervendrán zonas periurbanas y también áreas críticas que puedan detectarse en el medio natural.

Los procedimientos serán dos, por un lado, se aplicarán productos biocidas selectivos frente a las larvas de estos insectos para evitar que se reproduzcan y acaben multiplicándose. Por otro lado, se llevarán a cabo tratamientos adulticidas localizados y controlados, en puntos donde se detecten refugios de adultos de mosquitos.

También se hará un detallado diagnóstico de situación de las zonas, que incluye un mapeo de todos los focos más vulnerables a la proliferación de mosquitos en ambos términos municipales. Todas las actuaciones serán supervisadas por un Grupo Técnico de Trabajo, conformado por técnicos de la Junta de Andalucía, ayuntamientos implicados y la empresa adjudicataria.

Entre maquinaria que se utilizará, se encuentran equipos de pulverización de productos a largo alcance, atomizadores de alta precisión, nebulizadores equipados a vehículos todoterreno y aplicaciones de productos larvicidas de origen biológico con drones en zonas concretas y delimitadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here